Categorías
General

NEUROMARKETING PARA PYMES

Cuando se tiene un negocio, se piensa en cómo vender más. Es lo normal, todo negocio es una inversión de tiempo y dinero por lo que lo lógico es recuperar el capital invertido y comenzar a expandirnos.

Esto, que es una verdad universal, puede llegar a fracasar si el emprendedor no analiza un elemento importante y que en la mayoría de las ocasiones pasa desapercibido: ¿Qué impulsa a alguien a realizar una compra? ¿Qué resortes mentales se disparan para motivar la compra?

Vamos a verlo en forma sencillamente exagerada: entras en dos panaderías. En una tienen el pan arreglado, el ambiente es fresco, las vitrinas están limpias, escuchas música y te atiende una persona sonriente. En la otra el ambiente es pesado, colocan música que parece sacada de un bar y los panes están colocados en la manera que sea.

¿Dónde comprarías? Cada uno de los locales accionó un resorte en tu mente y el resultado se reflejará en dónde harás la compra. Esto es lo que ahora llamamos, NEUROMARKETING.

LOS SENTIDOS: LA LLAVE PARA ATRAER AL CLIENTE.

En neuromarketing los sentidos son fundamentales. Un aroma, un perfume, una esencia en tu local activará emociones en el comprador. Lo mismo sucede con la música, la distribución de tus productos, los colores. Esto se aplica no sólo a las PYME que ofrecen productos sino a aquellas que ofrecen servicios. Una sala de reuniones que halaguen los sentidos será una gran ayuda al momento de cerrar un trato. ¿Una agencia de viaje con música que nos recuerde un destino en particular? ¿Una tienda de trajes de baño con un aroma similar al marino? ¿Un negocio tecnológico con un entorno de alta gama? Los resultados hablarán por sí mismo.

EL PODER DE LOS COLORES.

Los colores tienen un significado diferente, y nos referimos a lo que sentimos de forma instintiva por ellos. Sentidos calor con el rojo, naranja o amarillo. Frío con los azules y verdosos. Alegría con los colores brillantes. ¿Una tienda infantil en grises y negros? ¡Jamás!

EL PODER DEL BOCA A BOCA.

Hoy en día, con el poder de las redes sociales, podemos llevar a nuevos niveles la estrategia del “boca a boca”. Coloca las opiniones de tus clientes, sea por un helado o por la manera en que quedó la limpieza de su piscina o la asesoría recibida. La opinión de otros influye en forma considerable en los compradores.

CREA CURIOSIDAD.

La curiosidad es una de las más poderosas herramientas para atraer la atención. Esto genera emoción ¡y de eso se trata el neuromarketing! Crea intriga en tus productos, has presentaciones impactantes, divierte al consumidor y este estará más proclive a adquirir tus servicios o productos. Y lo mejor es que para esto no se requiere grandes sumas de dinero, pero sí bastante creatividad.

AVERIGUA QUIENES SON TUS CLIENTES.

¿Por qué van a tu negocio? ¿Qué los atrae de otros lugares? ¿Qué esperan encontrar en tus productos? El uso de las encuestas y el análisis de las métricas de tus redes te permitirán elaborar una radiografía de lo que tu potencial cliente busca. De esta manera es más sencillo utilizar los elementos que lo convenzan de que tus productos y servicios son lo que estaban buscando.

El neuromárketing es una estrategia que ha ido demostrando su efectividad al ofrecerles a los clientes un entorno, productos, servicios e información adecuada a sus necesidades. Es la manera más inteligente de decirles que están en el lugar indicado, con el producto indicado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *